El césped artificial puede ser una alternativa a considerar en el caso de que no podamos decantarnos por el natural, bien porque el clima no es propicio para mantenerlo o porque no vamos a tener el tiempo que hace falta para cuidarlo.

Este césped nos da la ventaja de crear espacios con aspecto natural, pero con la ventaja de que es muy sencillo de mantener, no requiriendo de ningún cuidado en especial.

Si todavía no te terminas de decidir por el césped artificial, vamos a comentar algunas de las principales ventajas que debes de conocer.

¿Por qué deberías elegir césped artificial?

Adaptación

Una característica muy destacada es que se adapta a cualquier tipo de clima, tanto como si es muy frío, como si es muy caluroso. Independientemente de la temperatura y del momento del año, el césped artificial siempre se mantendrá verde.

También es un recurso perfecto para poder colocarlo en cualquier tipo de suelo, tanto como si es duro, como si es blando.

Ahora bien, es importante considerar que si se va a utilizar en una superficie natural, primeramente se tendrá que preparar el terreno para poder proceder con la instalación. El objetivo es evitar que las hierbas naturales salgan por encima del césped artificial, propiciando el desastre.

Es por ello, por lo que se debe de preparar el terreno quitando raíces y hierbas y luego colocar una malla antihierbas para que aunque crezcan, no la puedan atravesar.

Ecología

Otra de sus ventajas es que es ecológico porque en la gran mayoría de los casos, se puede llegar a reutilizar y reciclar. Ahora bien, en esto también tiene un papel muy importante el cliente porque hay modelos que sí que se consideran ecológicos y otros que no lo son.

Fácil mantenimiento

Probablemente esta sea la característica que haga que te decidas por el césped artificial y es que no requerirá de mucho mantenimiento, siendo muy sencillo de limpiar.

A diferencia del césped natural, no tendremos que estar lidiando con productos tóxicos, ni tendremos que recortarlo al no crecer.

Ideal también para zonas de sombra

Uno de los problemas que presenta el césped natural es que si se te ocurre colocarlo en una zona que no esté iluminada frecuentemente, lo más seguro es que muera. En otras palabras, necesita de exposición solar para poder mantenerse sano y crecer.

El césped artificial es una buena solución para zonas de sombra, manteniéndose igual de bien que en zonas iluminadas.

Antialérgico

Está confeccionado con materiales de carácter antialérgicos, por lo que es completamente respetuoso con nuestro organismo.

Rápido retorno de la inversión

No te vamos a engañar: el césped artificial requiere de una inversión inicial. Sin embargo, si echamos cuentas, llegaremos a la conclusión de que habremos ahorrado mucho dinero y energía en mantenimiento, por lo que el retorno de la inversión es más que considerable.

Considerando estas ventajas, ya sabrás porque cada vez son más las personas las que eligen este tipo de césped.

Compartir esto